Del Portillo 

Convencido de que en la conservación del trabajo hecho por las manos del hombre está el valor de la tradición, el diseñador bogotano Jose David Del Portillo crea bajo su apellido la marca Del Portillo en el 2014 y con ella una de sus primeras piezas, la silla TIZA. Dándole inicio a un recorrido de diseño que hoy compone un amplio portafolio de muebles construidos a partir de la comprensión de los recursos del entorno, la geometría y sobretodo de una de las necesidades básicas del hombre: habitar espacios de diseño armónicos y responsables con el planeta.

Hoy, después de varios años de rescatar las tradiciones de manufactura de más alta calidad y con el ánimo de protegerlas, Jose David Del Portillo apoyado en estrategias y tácticas empresariales en compañía, y con el conocimiento de Juliana Zuluaga, fortalecen el crecimiento sostenible del Estudio. Exponiendo alrededor del mundo una variedad de piezas elaboradas en su mayoría en madera, que mezclan procesos técnicos, exploratorios y artesanales, dándole a sus diseños un sello singular.

 

José David Del Portillo 

El Estudio Del Portillo ha dedicado los últimos años a reconocer y entender la relación del hombre con el espacio que habita y comparte, encontrando la oportunidad de darle un nuevo significado a los objetos que la representan. Por esa razón, dentro de su catálogo de servicios ofrece objetos diseñados a La Medida de las necesidades del usuario.

A estos procesos se suman carpinteros, ornamentadores y tejedores, que participan en la elaboración de las piezas una a una, permitiendo mantener vivo el arte de la construcción tradicional de los objetos.

Al ser piezas elaboradas con la mano del hombre, compartimos y manifestamos la responsabilidad que todas las empresas de cualquier actividad económica tenemos con el planeta, como lo exige una verdadera sociedad. Contribuyendo al desarrollo económico que se compromete a mejorarlo al mismo tiempo, y cumpliendo nuestro deber con la naturaleza y todos los que participan en nuestros proyectos, sus familias y la comunidad local.

 

Por esta razón también nos aseguramos de que nuestras maderas: Teca, Nogal Cafetero y Roble Flor Morado, emblemáticas del Diseño Del Portillo por sus características estéticas y funcionales, tengan certificación forestal y ecoetiquetado. Esto garantiza que la madera que trabajamos proviene de bosques de América que cumplen las normas de sotenibilidad.

Sabemos que las sociedades se relacionan de diferentes formas con la naturaleza, y la comercialización de un recurso forestal como la madera exige mucha responsabilidad, pues son determinantes para los medios de vida de muchos ecosistemas.